La CoP19 de la CITES ofrece la esperanza de que el mundo pueda unirse para la protección de la vida silvestre

“En esta reunión se propusieron nuevas regulaciones para el comercio internacional bajo la CITES para más de 600 especies animales y vegetales, que concluye con buenas noticias para muchas de ellas.”

Susan Lieberman, vicepresidenta de Política Internacional de WCS

La siguiente declaración fue emitida hoy por la doctora Susan Lieberman, vicepresidenta de Política Internacional de WCS, al concluir la Decimonovena reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CoP19 de la CITES) que se realizó en Panamá entre el 14 y el 25 de noviembre.

Esta es la Decimotercera CoP consecutiva de la CITES en la que participa Lieberman y al concluir la CoP19, se siente más optimista que nunca de que las 184 Partes que son miembros de este tratado estén encontrando puntos en común para ayudar a garantizar que el comercio internacional de animales silvestres no sea una amenaza para las especies silvestres.

Lieberman declaró:

“Los resultados positivos de la CoP19 de la CITES son buenas noticias para la vida silvestre, ya que este tratado es uno de los pilares de la conservación internacional, imprescindible para garantizar la unión de los países para hacer frente a las crisis globales del colapso de la biodiversidad, el cambio climático y las pandemias, crisis que están interrelacionadas.

Muchas de las propuestas adoptadas aquí evidencian que existe una sobreexplotación continua, un comercio insostenible, así como un comercio ilegal en aumento. Algunas se deben a interacciones complejas de otras amenazas que reducen las poblaciones de especies silvestres, como el cambio climático, las enfermedades, el desarrollo de infraestructura y la pérdida de hábitat.

Muchas de las propuestas adoptadas en la CoP19 de la CITES fueron audaces y radicales. Estas decisiones históricas incluyen garantizar que el comercio internacional de todos los tiburones réquiem ahora esté cubierto por la CITES, de modo que alrededor del 95% del comercio mundial de aletas de tiburón, a partir de este momento, estará regulado para asegurar que el comercio sea legal y sostenible. Con las decisiones tomadas, se garantizará que todos los tiburones réquiem, tiburones martillo y peces guitarra estén en el Apéndice II de la CITES, que permite el comercio sólo si es legal y sostenible.

Docenas de especies de tortugas de agua dulce, incluidas las especies matamata de Suramérica, la tortuga caimán de Estados Unidos, la tortuga mordedora común y las más de 160 especies de ranas de cristal, ahora están cubiertas por el Apéndice II de la CITES. Estas tortugas y ranas se encuentran amenazadas por la sobreexplotación ilegal e insostenible y por su inclusión en el comercio internacional de mascotas y coleccionistas. Las Partes de la CITES también abordaron el comercio mundial de especies de aves canoras, brindando una mayor protección a al Shama culiblanco y el Bulbul cabeciamarillo, especies populares en los concursos de canto en Asia. Sumado a esto, las Partes reafirmaron su compromiso de continuar con la prohibición global sobre el comercio internacional de marfil de elefante.

La CITES no se trata solo de incluir especies en sus Apéndices, también hubo discusiones extensas y buenos resultados relacionados con la implementación de la Convención y la lucha contra el flagelo del tráfico de vida silvestre. Entre los temas discutidos se incluyeron la importancia de brindar mayor atención al riesgo de propagación potencial de patógenos procedentes del comercio de vida silvestre; así como una mayor atención al cumplimiento, la aplicación y el comercio ilegal de animales vivos y productos de elefantes, rinocerontes, pangolines, jaguares, guepardos, tigres y otros grandes felinos asiáticos.  

WCS continuará trabajando en estrecha colaboración con los gobiernos y todos nuestros socios, para ayudar a garantizar que las decisiones tomadas aquí se implementen de manera efectiva y asegurar que cualquier comercio sea legal y sostenible. 

El primer párrafo del preámbulo de la CITES establece: Reconociendo que la fauna y la flora silvestres en sus muchas formas, bellas y variadas, son una parte irreemplazable de los sistemas naturales de la tierra que deben protegerse para esta y las generaciones venideras. Creemos que las decisiones tomadas aquí en Panamá verdaderamente abrazan este espíritu. 

En dos semanas el mundo volverá a reunirse en Montreal, para la CoP15 de la Convención sobre la Diversidad Biológica y debemos llevar este impulso desde Panamá a Montreal para garantizar aún más éxitos y medidas de protección para la biodiversidad”.

Post Relacionados

Un estudio realizado por Wildlife Conservation Society (WCS) en 31 plataformas online de acceso libre en siete idiomas detectó 230 publicaciones con posibles partes de jaguar en venta. Los colmillos junto con las pieles son los elementos constitutivos mayormente detectados. Esto representa una amenaza emergente y grave para las poblaciones de jaguar en toda el área de distribución de este icono de la vida silvestre de América Latina.
CITES- CoP19 es la mayor esperanza para docenas de especies de tortugas
La CoP19 de la CITES fue la “CoP de los reptiles” considerando la gran cantidad de propuestas enfocadas a proteger reptiles del creciente comercio insostenible. Además se dieron a conocer propuestas de los países del rango de distribución que impulsan la voluntad por proteger tortugas amenazadas siendo vulnerables al comercio, ya sea por comerciantes de mascotas, coleccionistas privados, especies raras o como alimento.

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Recibe en tu correo electrónico las noticias, campañas, eventos y recursos de la Alianza en los países andino-amazónicos. ¡No te pierdas los avances!

Perú

Ecuador